Categorías
Blog

No, no somos solo datos

Escribo este post a raíz de este provocador artículo de Xavier Ferràs. Gracias por abrir el debate. Aquí mis aportaciones:

1️⃣ Los generadores automáticos de contenido no son tan originales. Un análisis de GPT-2 muestra q duplican pasajes de entre 100 y 1000 palabras (plagio) y que, a más originalidad, menos calidad. Lo cuenta Carmen Torrijos aquí (y este estudio).

2️⃣ El artículo de The Guardian citado es tramposo. Como explica el autor, el resultado no es el texto generado por GPT-3 sino una mezcla de 8 diferentes textos editados, cortados y reorganizamos para mostrar lo mejor de cada cual. Es un cherry-picking de libro.

3️⃣ Yuval Noah Harari sabe mucho de historia pero no sobre el cerebro: un gran desconocido para la ciencia. Daniel Dennett, que sabe algo más sobre ello, apunta algo fundamental: las máquinas son sistemas de competencia sin comprensión. No entienden ni tienen consciencia ni sentido común.

4️⃣ La visión de que somos solo datos (a la que Yuval, por cierto, llama dataísmo) es reduccionista, fundamentalista y muy peligrosa:

– No considera factores complejos que influyen en qué datos se recopilan y cómo se manipulan para producir un resultado determinado.

– Objetiviza el software sin importar si tiene sesgos o no.

– Nos condena a perder la habilidad de pensar libremente: al confiar todo a las máquinas, perderemos nuestras facultades críticas; el uso de la la razón; la inquisición moral y los constructos políticos, económicos y sociales que influyen en la concepción de lo que es bueno o malo; la capacidad de contextualizar y todas las complejidades que no pueden reducirse a un código binario de ceros y unos.

Sobre todo esto hablo, por cierto, en mi libro Error 404. ¿Preparados para un mundo sin internet?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *